La publicidad que se basa en motivos artísticos es igual de efectiva que la publicidad con famosos. Cuando se trata de presentar un producto en un contexto de lujo, el uso del arte en el envoltorio o el packaging puede hacer maravillas.

Es la conclusión de un estudio publicado en Journal of Marketing Research y realizado por un equipo de investigadores de Estados Unidos. El arte connota excelencia, lujo y refinamiento. “Y estas connotaciones se comunican a los productos que utilizan el arte en su publicidad”, en opinión de Vanessa M. Patrick, coautora del estudio, realizado en la universidad de Georgia. Los investigadores denominan a este efecto “efecto de transfusión del arte”, que “no deriva del contenido de la obra de arte, de lo que se muestra en ella, sino de las connotaciones generales que tiene el arte en sí mismo”.

Para realizar este estudio, los investigadores realizaron un trabajo de campo haciéndose pasar por camareros de un restaurante. Pusieron 100 juegos de cubiertos guardados en cajas de terciopelo. En la mitad de estas cajas, pusieron una reproducción del cuadro “Terraza de café de noche” de Vincent van Gogh, y en la otra mitad una fotografía que mostraba una escena similar. Las reacciones de los clientes del restaurante fueron muy significativas: la mayoría de ellos consideró más valiosas las cajas con la reproducción de van Gogh que las cajas ilustradas con la fotografía.

Otro experimento realizado por este equipo trata de mostrar que no es necesario que el motivo artístico utilizado sea muy conocido. En este experimento, se comparó el efecto que provocaban cajas decoradas con la imagen de un cuadro desconocido, con el provocado por cajas decoradas con fotos de famosos. También en este caso, los clientes consideraron más lujosas las cajas decoradas con un motivo artístico.

El “efecto de transfusión del arte” funciona con todo tipo de productos, según los autores del estudio, sin que sea necesario que se trate de productos caros. Los autores del estudio hicieron sus experimentos con productos tan cotidianos como cuberterías, jaboneras o productos para el baño.

Permítenos conocer tu opinión...